Tratamiento del diferencial cambiario con la Ley N° 9635

Tratamiento del diferencial cambiario con la Ley N° 9635

En las últimas décadas del siglo XX y a comienzos del siglo XXI se comenzó a dar un proceso de globalización, en el cual inició un mayor contacto entre los distintos países del mundo, originando cambios culturales, sociales y económicos. Con la evolución de esta época de la humanidad se comenzaron a dar aperturas de empresas extranjeras en los diferentes países originando hasta Tratados de Libre Comercio entre países.

Costa Rica no escapó de este proceso y comenzaron a invertir en nuestro país principalmente empresas estadounidenses y con esto se comenzaron a realizar transacciones en moneda extranjera en su mayoría mediante el dólar americano.

Todos los registros contables para fines tributarios deben ser expresados en colones que es la moneda nacional, esto implica que los estados financieros deben ser convertidos de dólares a colones para efectos de presentación de declaraciones, según el artículo N° 81 de la Ley del Impuesto sobre la renta, lo que origina un diferencial cambiario que puede ser ganancia gravable o gasto deducible.

 

¿Qué sucede a partir de la aprobación de la Ley N° 9635?

Primeramente antes de la aprobación de la Ley N° 9635 para el sector privado no había una norma que regulara cual tipo de cambio utilizar en las diferentes transacciones que realizaban las empresas en moneda extranjera, lo que originaba que las compras o gastos se convertían al tipo de cambio de venta y lo ingresos al tipo de cambio de compra, otros en cambio calculaban un promedio anual del tipo de cambio y con este promedio convertían los estados financieros a colones.

Dentro de las normas que regulaban el tipo de cambio en el país solamente se encuentra la directriz DCN-06-2013 que dentro de su artículo N°4 indica “para las cuentas de activo, el tipo de cambio de compra y para las cuentas de pasivo, el tipo de cambio de venta, que emite el Banco Central de Costa Rica” solamente que esta directriz era de aplicación para las instituciones que son supervisadas por la Contabilidad Nacional y les rige la Ley de Administración Financiera y Presupuestos Públicos.

A partir del 1 de julio de 2019 con la entrada en vigencia de los títulos I y II de la Ley 9635, se norma cual tipo de cambio utilizar y se estableció que toda operación en moneda extranjera debe convertirse al tipo de cambio de venta del Banco Central, esto según el artículo N° 15 del Título I de la Ley N° 9635 “En las operaciones, cuya contraprestación se haya fijado en moneda o divisa distintas al colón, se aplicará el tipo de cambio de venta de referencia del Banco Central de Costa Rica”, también se modifica el artículo N° 5 de la Ley 7092 “Todos los contribuyentes que tributen bajo este título, cuando efectúen operaciones en moneda extranjera que incidan en la determinación de su renta gravable, deberán efectuar la conversión de la moneda que se trate a moneda nacional utilizando el tipo de cambio de referencia para la venta establecido por el Banco Central de Costa Rica.”      

Mediante esta disposición el fisco se garantiza mayor recaudación al aumentar el monto de los ganancias producto del tipo de cambo porque como mencionábamos este tipo de cambio normalmente se establecía al tipo de cambio de compra. Estas conversiones las deben realizar las personas físicas o jurídicas con actividad lucrativa.

¿Qué sucede cuando una persona obtiene ganancias productos de operaciones en moneda extranjera y no ejerce actividad lucrativa?

El capítulo XI de la Ley N° 7092 grava las rentas y las ganancias de capital, el artículo N° 25 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta establece “…Así mismo, el impuesto sujeta las diferencias cambiarias originadas en activos o pasivos que no estén afectos por parte de su titular a la obtención de las rentas gravadas en el Impuesto sobre las Utilidades.”.

Con base en el capítulo y el artículo antes mencionado se encuentran gravadas con una tarifa del 15% aquellas ganancias producto del diferencial cambiario cuando no poseemos actividad lucrativa y los beneficios que obtenemos son rentas pasivas.

¿Qué son rentas pasivas?

Son aquellas ganancias en las que la persona no realiza ningún esfuerzo para obtenerlas, ni tampoco posee factores de producción ni recurso humano para obtener dichas ganancias.

En palabras más entendibles, una persona que por ejemplo poseen inversiones en moneda extranjera y vencido el plazo solicita depositar la inversión en una cuenta en colones deberá establecer la ganancia o pérdida de capital producto del diferencial cambiario.

Lic. Sergio Alfaro Badilla
Contador Privado
Asesor Financiero y Tributario

Share this...

6 comentarios en “Tratamiento del diferencial cambiario con la Ley N° 9635”

    1. Adrián Vives Oviedo

      No me queda claro con la ganancia obtenida por Diferencial Cambiario en las personas contribuyentes. Deben hacer D162 por ello? Pagar el 15% respectivo? Y este pago se rebaja del pago final de renta en la D101?

  1. Yamileth Guzmán P.

    Gracias. muy interesante este artículo.
    He planteado esta consulta a varios colegas pero ahora veo un panorama distinto a la respuesta que me han dado anteriormente. Le agradezco su criterio en esta consulta:
    En el caso de las rentas de capital inmobiliario, si tengo alquileres en dólares y al momento de recibir el pago se refleja una variación en el tipo de cambio, ya sea a favor o en contra, qué tratamiento tributario debo darle? Si es un gasto no hago nada pero si me genera un ingreso por diferencial debo declararlo y pagar el 15% de impuesto sobre el monto de la variación? y si en el mes se diera ambos casos (ingreso y gasto por diferencial), se «netea» y se declara sobre la diferencia? En qué formulario?- Gracias!

  2. CONSULTA: En una institución pública que utiliza el método de registro del Presupuesto a Base de Efectivo, o sea, se registran los ingresos y los gastos en el momento en que estos se realizan, independientemente del momento en que se reciben o se venden los bienes y servicios. ¿Cómo se tratan las diferencias cambiarias ? Pues por ejemplo, en la contabilidad patrimonial se ajustan mensualmente los saldos de las cuentas en dólares, las cuales están reflejados en colones en los estados financieros, entonces, cuando el tipo de cambio es inferior al registro inicial se realiza el ajuste con cargo al gasto por esa diferencia de cambio, o por el contrario, si el tipo de cambio es más alto que el registro inicial de esos dólares, se hace un ajuste por la diferencia afectando los ingresos. Eso es en la contabilidad patrimonial. Pero en un contabilidad presupuestaria a base de efectivo, se deberán realizar esos ajustes, tanto en gastos como en los ingresos. La duda radica en que esos movimientos no significan necesariamente una salida o un ingreso de efectivo. Si alguien me puede ayudar, se los agradecería…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba