Tips Fiscales: Depreciación por suma de dígitos

Tips Fiscales: Depreciación por suma de dígitos

Como se indicó en un artículo previo, el Anexo I del Reglamento a la Ley 7092 autoriza la utilización de dos métodos a elección del declarante: Línea Recta y Suma de los dígitos de los años. Por comodidad, el de mayor uso es el primero. Sin embargo, el segundo ofrecer una mayor ventaja fiscal, pues asigna el mayor valor del desgaste a los primeros años de utilización del activo fijo y reflejando un valor de salvamento más parecido a la realidad del mercado para bienes usados; esta particularidad es a menudo citada como una posible medida para reactivación económica y su utilización formó parte de las medidas extraordinarias del Plan Escudo propuesto por la segunda Administración Arias Sánchez durante la crisis económica del 2008.

Es muy importante recordar que, según el mismo Reglamento, la elección del declarante, es la que haga el obligado al establecer las políticas de depreciación, pues si desea modificarlas debe solicitar autorización a la AT y justificar adecuadamente su petición.

Mientras que el método de línea recta, es simplemente la obtención del factor de depreciación al dividir 100% entre los años totales de vida útil, procedemos con un breve repaso del método de suma de los dígitos de los años:

  • Se obtiene la suma de los años, para indicar el denominador de la fórmula, por ejemplo en 5 años esta suma sería 15 (5+4+3+2+1=15)
  • Para el numerador, invertimos el orden de los periodos a depreciar. Según el ejemplo, al año 1 le corresponde el numerador 5, al 2 le corresponde 4 y así hasta llegar al año 5 con numerador 1.
  • Teniendo la fracción de cada año, se multiplica por el valor depreciable (Costo histórico – Valor de rescate) y se establece la respectiva tabla.

A continuación, un comparativo porcentual de los valores netos para depreciaciones a 5 y 10 años, donde se corrobora lo esgrimido al final del primer párrafo: existe una mayor asignación de gastos deducibles en los primeros años de vida útil del bien.

Antes de aplicar lo más sencillo o lo que genera mayor escudo fiscal, evaluemos las mejores condiciones para nuestros clientes.

Para mayor información, no dude en contactarnos.

CPI Rolando Durán
Especialista en Impuestos CCPCR

Ir arriba