Teletrabajo Costa Rica

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Teletrabajo Costa Rica

Desde que se diagnosticó el primer caso de coronavirus en Costa Rica a inicios de marzo 2020, las autoridades gubernamentales hicieron un llamado a las empresas a implementar la modalidad de teletrabajo para todas aquellas posiciones compatibles.

Sin embargo, a la fecha después de varios meses de aplicación improvisada debido a la emergencia de esta modalidad no debemos perder de vista aspectos de suma importancia regulados por la ley 9738.

  1. El teletrabajo es voluntario para ambas partes, esto significa que el patrono no puede obligar a los empleados a someterse a esta modalidad ni el empleado exigirlo.
  2. El teletrabajo modificará única y exclusivamente la organización y la forma en que se efectúa el trabajo.
  3. EL Teletrabajo es la modalidad de trabajo que se realiza fuera de las instalaciones de la persona empleadora utilizando las tecnologías de información y comunicación sin afectar el normal desempeño de otros puestos ni de los procesos; por lo tanto, siempre y cuando esos factores no se vean afectados el lugar físico donde la actividad laboral se desempeña no es relevante para esta modalidad.
  4. Son obligaciones del patrono: Proveer y garantizar el mantenimiento de los equipos, los programas, el valor de la energía determinado según la forma de mediación posible y acordada entre las partes y los viáticos, en caso de que las labores asignadas lo ameriten. La única posibilidad de que esto sea diferente es que sea el empleado el que solicite dicha modalidad y que el patrono acepte, por lo tanto, el patrono no podrá exigir al empleado la utilización de equipo de su propiedad como requisito para darle la opción de teletrabajar.
  5. El patrono debe reconocer el salario del teletrabajador en los siguientes casos:

a) La persona teletrabajadora no reciba las herramientas o los programas necesarios para realizar las labores o no se le delegue trabajo o insumos,

b) El equipo se dañe y la persona teletrabajadora lo haya reportado en un plazo no mayor a veinticuatro horas,

c) Los sistemas operativos o las tecnologías de la empresa no le permiten a la persona teletrabajadora realizar sus funciones y esta situación sea debidamente reportada en un plazo no mayor a veinticuatro horas.

Se está hablando mucho que esta es la nueva normalidad y que todos nos debemos adaptar a estos cambios sin embargo no hay que perder el enfoque ya que la nueva normalidad debe ser implementada y asumida de acuerdo a la legislación vigente manteniendo los derechos y obligaciones tanto del patrono como de los empleados.

Fuente: Ley para regular el teletrabajo No.9738

Ir arriba