“En dinero pagamos, cada día, el impuesto al valor agregado. Y en desdicha contante y sonante pagamos, cada día, el impuesto al dolor agregado.”

Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo

Era el verano de 2019: Los árboles en floración vestían sus mejores galas, los resultados de los últimos 36 meses del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) mostraban una tendencia decreciente prácticamente constante, Costa Rica se preparaba para los típicos aguaceros del invierno que esta vez vendrían acompañados por el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Una de las principales reformas de la Ley 9635 para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, sería la principal medicina para revivir aquel paciente en coma: El Estado costarricense.

Antes de la “Reforma Fiscal”

Era inminente saltar el obstáculo que, por 20 años, nos mantuvo inmersos en la negación de la necesidad de modernizar el sistema tributario. Vamos a hacer un breve viaje al pasado para comprender la situación actual:

La política fiscal del gobierno de don Luis Alberto Monge respondía a una serie de incentivos que pretendían reactivar la economía tras la crisis económica del gobierno de don Rodrigo Carazo. Pasaron entonces casi 4 décadas con una legislación tributaria pensada para las actividades económicas de la época de los 80’s (principalmente Agricultura e Industria), plasmadas en la Ley General Sobre las Ventas de 1982 y un Impuesto sobre la Renta de 1988.

Si bien el Código de Normas y Procedimientos Tributarios fue bendecido con algunas reformas (1995-1997) los amagues por una reforma fiscal presentados en los gobiernos de don Abel Pacheco (2002-2006) y doña Laura Chinchilla (2010-2014) fueron categóricamente rechazadas por la sala constitucional (aduciendo incongruencias con los procedimientos legislativos y constitucionales).

Así las cosas, en una carrerita a finales del gobierno de Luis Guillermo Solís, los padres de la patria de aquel momento dejan en el tintero un proyecto de reforma fiscal para aprobar vía rápida en primer debate la Ley 9635: Que como hemos sido testigos carece de los insumos necesarios para llevarnos a buen puerto.

Lecciones aprendidas

Dice un viejo proverbio que “las prisas no son buenas para nada”, en este sentido la aprobación expedita -como señal de buena voluntad política- para ejercer un gobierno responsable en cuanto a contención del gasto y medidas de reactivación económica nos ha quedado debiendo.

Desde antes de la entrada en vigencia del IVA aquel 1 de Julio de 2019, ya se vislumbraba conatos de una inseguridad jurídica sin precedentes. Hay un mar de preguntas sobre lo que dice la ley, que, en el mejor de los casos, son acompañadas por incongruencias “aclaratorias” vía reglamento. Conviene entonces al obligado tributario contar con el acompañamiento de especialistas en la materia y junto con su contador velar hoy más que nunca por la adecuada documentación de los registros contables. De tal forma que eventualmente sean un soporte contundente ante una eventual fiscalización, con la esperanza de demostrar que el “error” detectado por la Administración Tributaria responde a un intento de buena fe por hacer lo que en este momento pareciera “estar claro” entre lo que dice la ley, el reglamento o los decretos (actuales y futuros).

Además de la incertidumbre jurídica en la que nos ha dejado inmersos la Ley 9635 quedamos a merced de resoluciones que vengan a dar respuestas a las múltiples preguntas que aún hoy nos quedan por resolver.

Este primer año de la implementación del IVA, pone en evidencia cómo los gobernantes desperdician el potencial de la política fiscal: Una herramienta que utilizada correctamente, influye tanto en los patrones de consumo como en la producción misma, clave para el crecimiento económico y el desarrollo de un país.

Recursos
http://cefsa.cr/
https://www.crhoy.com/economia/ministra-no-le-pudo-decir-que-el-iva-no-es-injusto-pero-es-indispensable/
https://www.elmundo.cr/opinion/cuando-los-impuestos-se-reglan-para-que-al-declararse-no-se-entiendan/
https://www.facebook.com/Grupo.Camacho.internacional/videos/950838092035781/
https://www.larepublica.net/noticia/a-un-ano-del-iva-y-alivio-fiscal-20
https://www.reformafiscalcostarica.com/

Denise Bermúdez Jiménez
Licda. Contaduría Pública – CPI – Especialista en Impuestos y Franquicias
asesoriasdb@tigomail.cr
www.linkedin.com/in/asesoriasdb

Primer año del IVA
Etiquetado en: