Pago de Dietas

Pago de Dietas

Durante varios años de estar compartiendo con los colegas, las dudas respecto al pagos de dietas se pueden resumir en dos situaciones ¿Cómo se procede con el pago?, y en segundo lugar ¿Cuánto es un monto razonable para pagarse?

Respecto a la primera situación, el procedimiento se puede resumir con tres aspectos muy sencillos:

  1. El pago de dietas, por ser la remuneración por asistencia a sesiones deliberativas, las cuales no añaden valor, se encuentran exentas del Impuesto al Valor Agregado. Un pronunciamiento de la DGT generó confusión en su momento, pero recuerdo que muy rápidamente fue rectificada la posición.
  2. El respaldo de las dietas debe corresponder con lo actuado en las sesiones de Junta Administrativa por tanto, debe encontrarse debidamente asentado en las actas del Libro Legal correspondiente y así poder pagarlo a todos los miembros del mencionado cuerpo administrativo.
  3. El pago de dietas tiene retención en la fuente, según la Ley 7092 del Impuesto sobre la Renta, haciendo dos distinciones según sea la residencia fiscal del beneficiario. El pago de esta retención debe reportarse y pagarse mediante el formulario D103 el mes siguiente a la acreditación de las dietas respectivas.
  • Artículo 23 inciso b, se retiene el 15% del monto a pagar para Directores con residencia fiscal en Costa Rica. Lo retenido por este concepto, además, debe ser reportado en la Declaración Informativa D152 que se efectúa una vez al año.
  • Artículo 59 inciso c, retención del 25% del monto a remesar para Directores con residencia fiscal fuera de Costa Rica.

Respecto al importe a pagar, tanto las leyes comerciales como tributarias omiten mención del monto que sería razonable. Por eso, se debe buscar en otros textos la forma de otorgar dicha condición a las dietas que se cancelen.

En la Ley de Salarios de la Administración Pública (Número 2166, 9 de octubre de 1957) establece en su artículo 43 el tope para las dietas de los miembros de Juntas Directivas, limitando el importe anual a diez salarios base del salario más bajo en la escala de sueldos de la Administración pública.

Esta escala según la Resolución DG-003-2020 de la Dirección General del Registro Civil, indica que el salario más bajo para profesionales y no profesionales, vigente desde el primero de enero de 2020 y sin que haya podido encontrar evidencia de un pronunciamiento posterior, se sitúa en la suma de ¢287.000 (Doscientos ochenta y siete mil colones) mensuales.

En la citada Ley 2166, el artículo 44 impone un límite de ingresos mensuales totales (salarios, anualidades, dietas, etc.) para los miembros de Juntas Directivas de instituciones u organismos que operen en competencia, no puede superar 30 de los salarios mencionados en el párrafo anterior.

Podríamos concluir, que una política sana para el pago de dietas en el sector privado sería entonces entre 10 y 30 de estos salarios, según la complejidad de las organizaciones en cuyas Juntas Directivas se participe.

Para ampliar sobre estos conceptos, no dude en consultarnos.

CPI Rolando Durán
Especialista en Impuestos CCPCR

*Nota del autor: En ejercicio de los derechos conferidos en el artículo 16 de la Ley 6683 Ley sobre Derechos de Autor y Derechos Conexos, se autoriza su difusión únicamente a través de la página del Blog Alianza Contable (https://www.contabilidadyleyescr.com/) y sus redes sociales (por ejemplo WhatsApp, Facebook y Linkedin), quedando prohibida su aparición en cualquier otra página sin el consentimiento expreso del autor.