Recordemos que el 19 de marzo pasado, la Junta Directiva de la CCSS acordó hacer una reducción en la BMC, para la facturación de las planillas correspondientes a marzo, abril y mayo, por lo que a partir de junio se volvería con la tarifa oficial de la BMC del 2020.

Sin embargo, a raíz de que la situación Económica – Salud, no cambiado por la emergencia sanitaria mundial y de la que Costa Rica lastimosamente no se escapa, la Junta Directiva, para seguir apoyando al sector privado, que es el que hoy está sufriendo el mayor impacto de la pandemia, toman nuevos acuerdos, ajustando medidas financieras, según lo indican en el Boletín creado el 23 de junio del presente 2020.

¿En qué consisten los nuevos ajustes? El ajuste de medidas financieras se basa en tres campos específicos, según como sigue:

  • REDUCCIÓN DE LA BASE MÍNIMA CONTRIBUTIVA (BMC):

Reducir la BMC hasta el 31 de julio del presente 2020, manteniendo la reducción del 75% para patronos y reduciendo en un 25% para los trabajadores independientes (individuales y colectivos) y asegurados voluntarios, quedando de la siguiente forma:

  • PRÓRROGA PAGO DEUDAS:

Prorrogar hasta el 31 de diciembre del 2020, ocho de las medidas transitorias al Reglamento que regula la formalización de acuerdos de pago por deudas de patronos y trabajadores independientes con la CCSS, aprobadas el 19 de julio del 2019, las cuales son:

  1. Disminución de la tasa de interés (Tasa básica pasiva + 1 porcentual).
  2. Ampliación de los plazos máximos de formalización.
  3. Disminución de los pagos iniciales para convenios de pago con trabajadores independientes.
  4. Ampliación del plazo de finalización de los convenios de pago.
  5. Inclusión de los gastos de formalización en acuerdos de pago (deudas menores a ¢1 millón).
  6. Ampliación en convenios de pago, modalidad pagó único de intereses.
  7. Disminución requisito del monto a amortizar para readecuar convenios de pago.
  8. Disminución del porcentaje de cobertura en garantía fiduciaria.
  • PRÓRROGA EN LA SUSPENSIÓN DE COBRO:

Prorrogar hasta el 30 de setiembre del 2020, la suspensión de las gestiones de cobro relacionadas con los procesos con el inicio y ejecución material de cierres de negocios por morosidad y la presentación de demandas civiles y denuncias por retención indebida, pero únicamente por deudas que se hayan originado de febrero a setiembre del 2020.

Consulte algunos artículos relacionados:

https://www.contabilidadyleyescr.com/reduccion-de-la-base-minima-contributiva-bmc-de-la-ccss/

Para mayor información, consúltenos.

Licda. Arelly Espinoza V.
Contadora Pública y Privada
Asesoría Contable, Fiscal, Laboral y Administrativa

Nuevos ajustes en la reducción de la BMC y otros de la CCSS
Etiquetado en: