NIIF 16: Arrendamientos – Parte I

NIIF 16: Arrendamientos – Parte I

Repasemos a continuación, los principales cambios que trae la NIIF 16, respecto al tratamiento contable de los arrendamientos.

  • Esta norma sustituye la NIC 17 y empezó a aplicarse a partir del 01 de enero de 2019.
  • “Esta Norma establece los principios para el reconocimiento, medición, presentación e información a revelar de los arrendamientos. El objetivo es asegurar que los arrendatarios y arrendadores proporcionen información relevante de forma que represente fielmente esas transacciones. Esta información proporciona una base a los usuarios de los estados financieros para evaluar el efecto que los arrendamientos tienen sobre la situación financiera, el rendimiento financiero y los flujos de efectivo de una entidad.”
  • Esta norma se puede aplicar a todos los contratos, o bien, aplicar solamente a los nuevos contratos que la organización contraiga, a partir del 2019. De igual manera, puede no aplicarse a los contratos cuyo vencimiento a partir de la aplicación de la norma sea de 12 meses o menos.
  • También, la aplicación se puede realizar: (a) retroactivamente, (b) en la fecha inicial de aplicación de esta norma, (c) en los contratos que surjan a partir del 2019.
  • El cambio más significativo respecto a la NIC 17, es que modifica la forma de registro de los contratos de arrendamiento por parte de los arrendatarios, sin distinción de operativos o financieros, no así de los arrendadores, cuyo manejo contable de los contratos mantiene la esencia de la NIC 17, sean operativos o financieros.

 Definiciones y forma de aplicar la norma para las partes del contrato:

  •  Arrendamiento: Un contrato, o parte de un contrato, que transmite el derecho a usar un activo (el activo subyacente) por un periodo de tiempo a cambio de una contraprestación.
  • Excepciones de aplicación de la norma: (a) arrendamientos a corto plazo y (b) arrendamientos en los que el activo subyacente es de bajo valor (según el juicio de la administración).
  • Al inicio de un contrato, una entidad evaluará si el contrato es, o contiene, un arrendamiento. Un contrato es, o contiene, un arrendamiento si transmite el derecho a controlar el uso de un activo identificado por un periodo de tiempo a cambio de una contraprestación.

Por el momento, dejaremos hasta acá el repaso de la Norma. En un siguiente artículo, veremos el tratamiento que requiere la NIIF respecto al arrendador y arrendatario, así como un ejemplo para el arrendatario, quien sufre los principales cambios respecto de la NIC 17.

Lic. Jorge Castillo Calderón
Contaduría Pública
CPI

Share this...
Ir arriba