LOS POLLITOS SI HAY QUE CONTARLOS ANTES DE QUE NAZCAN: LA INFORMACIÓN PROSPECTIVA (Parte 2)

LOS POLLITOS SI HAY QUE CONTARLOS ANTES DE QUE NAZCAN: LA INFORMACIÓN PROSPECTIVA (Parte 2)

En la primera parte habíamos conversado sobre la información prospectiva generada en las diferentes ramas del saber humano, hoy, mi querido lector, lo haremos desde la óptica del contador.

LA INFORMACIÓN PROSPECTIVA EN CONTABILIDAD

Anticiparse a los eventos futuros antes de que estos sucedan, además de ser una condición natural propia del ser humano de aplicación en lo más común como planear un viaje de vacaciones, es una disciplina en lo más complejo en las diferentes ramas del saber, como lo pueden ser: la biología, la política, la economía, la tecnología, la administración, entre otras.

RESPONSABILIDADES DEL CONTADOR PRIVADO

En cuanto a la Administración, nuestro interés es como construir y analizar la información financiera prospectiva.

Constantemente, las entidades, tienen necesidad de definir una serie de actividades con la vista mirando hacia el futuro, como ejemplos tenemos:

— Determinar presupuestos en donde se establecen los usos y aplicaciones de recursos determinados.

— Establecer un flujo de caja proyectado para la apertura de una cuenta corriente en un banco.

— Establecer el volumen de productividad adecuado de los productos que una empresa comercializa.

— Prever pérdidas que lo imposibilitan a pagar los anticipos del impuesto sobre la renta.

— Planificar la construcción de una obra o proyecto de inversión.

— Obtener financiamiento por parte de terceros como las entidades financieras.

— Valorar si la entidad seguirá en marcha.

El Contador privado en conjunto con la Administración son los responsables de la preparación de la información, la revelación más adecuada de los supuestos hipotéticos sobre los cuales se construye las estimaciones o proyecciones.

RESPONSABILIDADES DEL CONTADOR PÚBLICO

El contador público tiene la tarea de examinar la data sobre la que se base la información contable prospectiva generada por la Administración, obtener evidencia suficiente sobre si estos supuestos son razonables.

En vista que estamos hablando de eventos futuros, estos, por lo tanto, son inciertos, que ocurran o no.  De manera que, el contador público no puede expresar una opinión, sobre si la entidad alcanzará los resultados estimados; caso contrario, cuando el profesional revisa información histórica en donde las evidencias son ciertas.

Si bien el contador público al igual que el contador privado están entrenados para generar la información contable prospectiva de las entidades. Si el primero, es responsable de su elaboración, esto lo imposibilita a llevar a cabo el examen de la misma, dado que estaría violentando el principio de independencia profesional que se requiere.

El Contador público debe de emitir su dictamen de acuerdo con la Norma Internacional de Trabajos para Atestiguar el Examen de Información Financiera Prospectiva (NITA 3400), emitida por el Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Atestiguamiento.

CPI. Edgar Araya
earaya@contadores.cr