Lo que todo contador debe saber sobre SOX PARTE I

Lo que todo contador debe saber sobre SOX PARTE I

Los escándalos financieros provocados por las empresas Enron, Parmalat, Royal Dutch Shell, Worldcom, entre otras; causaron la pérdida de la confianza de los inversionistas en los mercados de valores e información financiera, como consecuencia de fraudes, malversación e irregularidades contables y administrativas. Esta crisis hizo que el gobierno norteamericano retomara el tema de control interno dando origen a la Ley Sarbanes Oxley en Julio de 2002, a través de la reglamentación de estándares con controles más estrictos para evitar el fraude en la presentación de la información financiera y fortalecer la gobernabilidad corporativa.

Esta Ley también es conocida como el Acta de Reforma de la Contabilidad Pública de Empresas y de Protección al Inversionista.

Como podemos ver, la Ley Sarbanes Oxley nace con el fin de monitorear a las empresas que cotizan en la bolsa de valores de Nueva york y sus filiales, para evitar fraudes y riesgo de bancarrota, protegiendo al inversor. Asimismo, regula las funciones financieras contables y de auditoría, y penaliza el crimen corporativo. Este monitoreo y control se realiza, a través del incremento de los controles internos de las empresas, y la implementación de medidas preventivas que garanticen la integridad y precisión de sus informes financieros.

La Ley SOX ha reglamentado en los Estados Unidos diferentes controles para mejorar la calidad de la información financiera, teniendo como base las normas de contabilidad, control interno, gobierno corporativo, independencia de las auditorías y el aumento de las sanciones por delitos financieros.

Una adecuada aplicación y comprensión de la Ley, permite a las empresas identificar los riesgos claves de la información financiera y valorar su impacto sobre los diferentes departamentos de la empresa. Además, establece una nueva ética de responsabilidades corporativas y normas estrictas para prevenir y sancionar el fraude corporativo y actos de corrupción. En este sentido se crea la Public Company Accounting Oversight Board (PCAOB), Junta Supervisora de Compañías de Contabilidad Pública, organismo regulador que establece los lineamientos acerca de estándares profesionales, ética y competencia que regirán el desarrollo de las actividades contables, llevando a cabo tres funciones específicas, revisión, regulación y sanción de las empresas. Así mismo la PCAOB es vigilada por la SEC.

En el próximo artículo, entraremos más a fondo a conocer sobre este paladín del control interno de la información financiera.

Lic. Enrique Escobar

enrique.escobar@contabilidadyleyescr.com

Share this...
Ir arriba