Impuestos y factura en la venta de activos usados de las empresas Parte II

Impuestos y factura en la venta de activos usados de las empresas Parte II

Continuamos, abordando más del tema en esta segunda entrega, si usted desea leer la primer parte está en el link: https://www.contabilidadyleyescr.com/impuestos-y-factura-en-la-venta-de-activos-usados-de-las-empresas-parte-i/

Resumen para contadores con tiempo limitado: bienes usados si se facturan electrónicamente, si se gravan con I.V.A., si pagan renta a través de utilidades o ganancia de capital según corresponda y no es necesario inscribir una segunda actividad para esto.

Le dejo esta pequeña lectura:

DGT-2242-2019
San José, 17 de diciembre de 2019

II. Antecedentes y Criterio del Consultante
El Banco Popular y de Desarrollo Comunal creado por la Ley No. 4531 del 11 de julio de 1969. Al amparo de la Ley No. 7494, Ley de Contratación Administrativa y sus modificaciones específicamente en la sección quinta Remate, así como el decreto No. 33411 Reglamento a la Ley de Contratación Administrativa y sus modificaciones, en sección Tercera Remate, el Banco Popular cuando tiene artículos en desuso, pero en buen estado los remata. Para realizar los remates y poner a disposición de terceros los activos fijos que se encuentran en desuso, tal y como indica la ley mencionada y su reglamento se hace mediante la herramienta SICOP.

El remate no es la actividad principal que realiza el Banco y es más una forma de recuperar algún porcentaje del bien que ya no está en uso, además cuando los realiza no los hace con ánimo mercantil, por lo tanto,  no se cumpliría la Ley del IVA que contempla un Régimen especial de bienes usados, situación que tampoco es el caso del Banco Popular y de Desarrollo Comunal.

Además, manifiesta que los activos fijos en desuso hay que tener presente que en todas las compras de los bienes que se adquirieron antes del 30 de junio del 2019, los impuestos sobre las ventas se cargaron al costo del bien, ya que el Banco no era contribuyente.

III. Criterio de esta Dirección General
Con la promulgación de la Ley No. 9635 del 3 de diciembre de 2018, publicada en el Alcance Digital No. 202 a la Gaceta No. 225 del 04 de diciembre de 2018, denominada “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, se reforma de manera integral la Ley del Impuesto General sobre las Ventas, Ley No. 6826 de 8 de noviembre de 1982 y sus reformas, y se migra al denominado Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado, en adelante LIVA, el cual se encuentra regulado en el artículo 1° de la citada Ley.

El artículo 1 de la LIVA establece un impuesto sobre el valor agregado en la venta de bienes y en la prestación de servicios, independientemente del medio por el que sean prestados, realizados en el territorio de la República. Señala en lo de interés:

Artículo 1- Objeto del impuesto
1. Se establece un impuesto sobre el valor agregado en la venta de bienes y en la prestación de servicios, independientemente del medio por el que sean prestados, realizados en el territorio de la República.
2. A efectos de este impuesto, se entenderán realizados en el territorio de la República:
a) Las ventas de bienes en los siguientes casos:
i. Cuando los bienes no sean objeto de transporte, si los bienes se ponen a disposición del adquirente en dicho territorio.
ii. Cuando los bienes deban ser objeto de transporte para la puesta a disposición del adquirente, si el transporte se inicia en el referido territorio.
iii. Cuando los bienes se importen.(…)¨

Específicamente, el artículo 2 regula el hecho generador del impuesto en la venta de bienes o en la prestación de servicios realizados, en forma habitual por algún contribuyente de los definidos en el artículo 4 de dicha Ley.

Artículo 2- Hecho generador. El hecho generador del impuesto es la venta de bienes y la prestación de servicios realizadas, de forma habitual, por contribuyentes del artículo 4 de esta ley. Para los efectos de esta ley, por habitualidad ha de entenderse la actividad a la que se dedica una persona o empresa con ánimo mercantil, de forma pública, continua o frecuente. 1. Para los fines de esta ley, se entiende por venta de bienes: a) La transferencia del dominio de bienes. b) La importación o internación de bienes en el territorio de la República, con independencia de la habitualidad de la actividad del contribuyente. c) La venta en consignación y el apartado de bienes. d) El arrendamiento de bienes con opción de compra, cuando esta sea vinculante o, cuando no lo sea, en el momento en que se ejecute la opción. e) El retiro de bienes para uso o consumo personal del contribuyente o su transferencia sin contraprestación a terceros. f) El suministro de productos informáticos estandarizados, los cuales se componen del soporte físico o soporte en cualquier tipo de plataforma digital y los programas o las informaciones incorporadas a dicho suministro. Se considerarán productos informáticos estandarizados los de esta naturaleza que se hayan producido en serie, en forma que puedan ser directamente utilizados, indistintamente, por cualquier consumidor final. g) Cualquier acto que involucre o que tenga por fin último la transferencia del dominio de bienes, independientemente de su naturaleza jurídica y de la designación, así como de las condiciones pactadas por las partes. (…)

Como se desprende de lo expuesto, para que se configure el hecho generador del impuesto al valor agregado se requiere la habitualidad. El mismo artículo define el término, indicando que corresponde a la actividad a la que se dedica una persona con ánimo mercantil, de forma pública, continua y frecuente.

En consonancia con la normativa que se expone, es criterio de esta Dirección que en toda transferencia de bienes existe la presencia de un ánimo mercantil, por cuanto el hecho generador del tributo es propiamente la venta de esos bienes, independientemente de la actividad principal que tenga el Banco.

Bajo este supuesto, es claro que los bienes que se encuentran en desuso y son puestos a la venta mediante el procedimiento de Remate regulado en la Ley No. 7494 de fecha 2 de mayo de 1995, Ley de Contratación Administrativa, se encuentran gravados con el impuesto al valor agregado.

No obstante, no existe la obligación de inscribirse en régimen especial de bienes usados, regulado en el capítulo VI de la Ley No. 6826, por cuanto su representada no se configura como un revendedor de bienes usados, ya que estos bienes en desuso, forman parte de los activos de la empresa.

En conclusión su representada se encuentra obligada a cobrar el impuesto al valor agregado en los bienes que son sometidos al procedimiento de remate; y por ser bienes que se encontraban exentos antes de la reforma a la Ley No. 6826, su representada solo debe enterar el impuesto al fisco en el formulario que corresponde.

Lic. Kevin Chavarría Obando
CPA, CPI, Consultor Estructura Contable, Asesoría Fiscal, Planilla, Finanzas personales

Share this...
Ir arriba