Escudo fiscal por pensión complementaria

Escudo fiscal por pensión complementaria

En esta ocasión les cuento que muchas veces por desconocimiento no aplicamos un beneficio fiscal que podríamos usar a nuestro favor como escudo fiscal pero que no usamos porque el cliente no sabe que existe y no nos lo hace saber, y nosotros muchas veces no preguntamos.

La pregunta que debe formar parte de nuestra lista de interrogantes al cliente a la hora de hacer un cierre fiscal es la siguiente:

¿Tiene usted voluntariamente un aporte en pensiones complementarias?

Esta pregunta es importante porque existe una exención estipulada en el artículo 71 de la Ley de Protección al Trabajador (Exención del impuesto de renta sobre los aportes al Fondo Voluntario de Pensiones Complementarias)

Y es que la Ley de Protección al Trabajador Nº 7983 del 16 de febrero del 2001, publicada en el Alcance Nº 11 a La Gaceta Nº 35 del 18 de febrero del 2001, establece en su artículo 71, entre otras, exención del impuesto sobre la renta sobre los aportes que realicen los patronos y trabajadores al Régimen Voluntario de Pensiones Complementarias, de conformidad con dicha Ley, en un tanto que no podrá superar el 10% del ingreso bruto mensual del trabajador, o del 10% del ingreso bruto anual de las personas físicas con actividades lucrativas.

Veamos que dice literalmente el artículo 71:

Exención de cargas sociales e impuestos a la planilla del Régimen Voluntario de Pensiones Complementarias. Los aportes que realicen los patronos y los trabajadores de conformidad con esta ley, estarán exentos del pago de las cargas sociales y los impuestos sobre la planilla, en un tanto que no podrá superar el diez por ciento (10%) del ingreso bruto mensual del trabajador en el caso del trabajo dependiente o el diez por ciento (10%) del ingreso bruto anual de las personas físicas con  actividades lucrativas.

 

Los impuestos y cargas sociales exentas son los siguientes:

  1. a) Caja Costarricense de Seguro Social.
  2. b) Instituto Nacional de Aprendizaje.
  3. c) Instituto Mixto de Ayuda Social.
  4. d) Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares.
  5. e) Banco Popular y de Desarrollo Comunal.
  6. f) Impuesto sobre la Renta.

Vamos a centrarnos en el punto f) para explicar cómo calcular el escudo fiscal.

Supongamos que una persona aporta en un año un total de ¢1.000.000 (un millón de colones) en pensión complementaria.

Por otro lado sabemos que esta misma persona tuvo ingresos brutos anuales de ¢5.000.000 (cinco millones)

Entonces tomamos los ¢5.000.000 de ingreso bruto y lo multiplicamos por el 10%, esto arroja un resultado de ¢500.000 (quinientos mil colones).

Esto quiere decir que ¢500.000 (quinientos mil colones) es el máximo que se puede utilizar como escudo fiscal solamente aunque la persona aportó en total ¢1.000.000.

Si por el contrario la persona tuvo ¢50.000.000 (cincuenta millones) de ingresos brutos y sacamos el 10% de este valor tendríamos como resultado ¢5.000.000, y este valor es superior al millón aportado al régimen de pensiones, esto quiere decir que puedo usar enteramente el ¢1.000.000 (un millón de colones) como escudo fiscal.

¿En qué casilla voy a disfrutar de este beneficio?

Los trabajadores dependientes también pueden disfrutar de este escudo fiscal, como lo indicamos anteriormente en los cálculos mostrados, solo que los datos de ingresos y de aportes se toman de manera mensual y se rebajan del impuesto a pagar de acuerdo al rango de impuestos al salario.

Resumen para contadores sin tiempo:

Si una persona tuvo ingresos brutos anuales como trabajador independiente de ¢80 millones mensuales tendríamos entonces que  el 10% son 8 millones.

Si el aporte anual a su pensión complementaria fue de ¢1.000.000 de colones pues puede aprovechar la totalidad como escudo fiscal.

Si el aporte anual a su pensión complementaria fue de ¢10.000.000 de colones pues puede aprovechar únicamente ¢8.000.000.

Ahora si es un trabajador asalariado y gana ¢900.000 mil mensuales pues el impuesto al salario después de ¢842.000 sería de ¢5.800.

Supongamos que el aporte a la pensión complementaria fue de ¢20.000, este aporte es mucho mayor que el impuesto a pagar, por lo tanto su escudo fiscal hace que no pague impuestos en ese mes.

Espero este resumen fiscal le sea de utilidad, nos vemos en un próximo artículo, bueno perdón nos leemos…

Lic. Kevin Chavarría Obando
CPA, CPI, Consultor Estructura Contable, Asesoría Fiscal, Planilla, Finanzas personales