El debido proceso para los clientes de nuestra práctica contable

El debido proceso para los clientes de nuestra práctica contable

Debido proceso significa conocer los hechos relevantes, tanto de nuestras propias operaciones, como de nuestros clientes y sus operaciones. Normalmente asociado a procedimientos de mayor impacto que la contabilidad, como lo son fusiones, adquisiciones u operaciones bancarias, esta actividad debe incorporarse a nuestra práctica profesional debido a legislación reciente.

En la Ley 7786 (Ley sobre estupefacientes, sustancias psicotrópicas, drogas de uso no autorizado, actividades conexas, legitimación de capitales y financiamiento del terrorismo), su reglamento y lineamiento, así como en la Ley 9699) Responsabilidad de las personas jurídicas sobre cohechos domésticos, soborno transnacional y otros delitos), los contadores nos vemos plenamente identificados con situaciones que requieren un mayor conocimiento de nuestros clientes.

Por tanto, en apego a estas mismas leyes y otras regulaciones de orden tributario o estrictamente profesional, los contadores deberíamos implementar o mejorar nuestra práctica con las siguientes acciones:

  • Firma de un contrato, que como mínimo:
    • Delimite los alcances del servicio y las responsabilidades de cada parte, puesto que recientemente hemos visto como nos endilgan responsabilidades que no pueden imputársenos.
    • Contenga los datos de cada parte y sus evidencias físicas (poderes, patentes, certificaciones o constancias de identificación)
  • Establecimiento de política Conozca a su cliente: en la Ley 7786, su reglamento y sus lineamientos, los contadores estamos dentro del grupo de Actividades Profesionales No Financieras Designadas (APNFD), lo cual hace esta práctica obligatoria para ciertas funciones. Sin embargo, deberíamos establecer el procedimiento interno al mejor estilo de los bancos y entidades financieras e incluir en este al menos:
    • Formulario estandarizado, con datos personales y/o societarios del cliente
    • Comprobante de RTBF, en caso de personas jurídicas
    • Comprobante de inscripción en SUGEF, en caso de que sean sujetos obligados por artículos 15 y 15 bis de la Ley 7786.
    • Comprobante de cualquier otra inscripción especial que deba o pueda realizar la entidad (PIMPA/PYME, REA, Permisos de funcionamiento, etc)

El desafío de estos nuevos procedimientos es alto. Me parece incluso un reto personal el de Conozca a su cliente, el cual algunos colegas podrían llenar sin errores para varios de sus clientes y supondría un ejercicio muy sano para verificar el conocimiento que tenemos de nuestra cartera.

¿Se animan?

Para mayor información, no dude en contactarnos. 

Share this...
Ir arriba