CRÉDITOS FISCAL – SALDOS A FAVOR

CRÉDITOS FISCAL – SALDOS A FAVOR

EL crédito fiscal se genera cuando un sujeto pasivo después de declarar un impuesto se encuentra con un saldo a su favor, es decir que en lugar de deberle al Estado resulta con un valor más bien a su favor. Vamos a ver este tratamiento haciendo una diferencia entre dos grandes impuestos que gobiernan nuestro sistema económico: IVA y demás impuestos.

Para lo que concierne el IVA, la característica más importante es que se trata de un impuesto que tiene por finalidad traspasar la carga impositiva al consumidor final, a partir de un proceso de repercusión en el precio final pagado. Sin embargo, hasta que se verifica el hecho generador no se consagra un derecho al contribuyente para decidir o no el traslado del impuesto al consumidor final, sino que se somete a la norma y estará obligado a determinar el IVA debito fiscal y el IVA a crédito fiscal, tal cual lo indican la Ley 6826 y su reglamento.

Así que una vez que se estableció el hecho generador, de forma inmediata se genera la obligación tributaria la que nos relata que van a existir débito y crédito de IVA. Por ende, de la fórmula matemática que se deduce tendremos un IVA por pagar o más bien un IVA por acreditar. He aquí lo más interesante, porque el IVA a crédito, o a nuestro favor, nos facultará en un futuro poder compensarlo con el mismo impuesto o según CNPT se puede aplicar para cualquier impuesto que recaude DGT excepto el impuesto a las personas Jurídicas;

Artículo 45.—Casos en que procede. El contribuyente o responsable que tenga a su favor créditos líquidos y exigibles por concepto de tributos y sus accesorios, podrá solicitar que se le compensen con deudas tributarias de igual naturaleza y sus accesorios, determinadas por él y no pagadas, o con determinaciones de oficio, referentes a períodos no prescritos, siempre que sean administrados por el mismo órgano administrativo. Asimismo, la Administración Tributaria quedará facultada para realizar la compensación de oficio”

La forma en que se procede, está determinada en el Reglamento a la Ley 6826 y procederíamos a consignarlo esta compensación dentro de la Liquidación del impuesto que no queremos desembolsar, sea esto por medio de un Recibo Oficial de Pago (D110) o la Declaración Autoliquidativa correspondiente (D101, por ejemplo)

» Artículo 37.- Saldo a favor del contribuyente. 1) Cuando la diferencia entre el débito y el crédito  fiscal  resulte  en  un  saldo  a favor del contribuyente, dicho saldo se aplicará al mes o meses siguientes, a efecto de compensar el impuesto a pagar que se genere en esos meses. Si por las circunstancias especiales que se mencionan en el siguiente numeral,  el contribuyente  prevé  que  no  ha de originar, en los tres meses siguientes, un débito fiscal suficiente para absorber la totalidad del saldo de su crédito fiscal, podrá utilizarlo para cancelar cualquier otra deuda tributaria conforme lo dispone  la  Sección  VII  del  Capítulo  VIII,  del  Decreto  Ejecutivo Nº 38277-H del 7 de marzo de 2014 y sus reformas, denominado “Reglamento de Procedimiento Tributario”

Cabe mencionar que estas compensaciones se podrán aplicar en las declaraciones, pero podrían ser objeto de posterior comprobación por parte de la DGTD. Importante también es mencionar que solo se pueden compensar créditos fiscales de periodos no prescritos, aplicando como término de prescripción el mismo plazo que tienen las obligaciones que dieron origen al crédito.

Así que para la D-101 del 2020, verifique el saldo acumulado a noviembre y que ese saldo a favor no tenga mayor afectación con el ejercicio de liquidación anual de proporcionalidad en el IVA.

Lcda. Viviana Rivera

Contador Privado Incorporado