¿Con factura?

¿Con factura?

Una pregunta frecuente que, aunque inofensiva nos hace recordar que el diablo está en los pequeños detalles: Por un lado, creer que quien hace la pregunta es automáticamente un evasor puede simplemente demostrar nuestra ignorancia sobre el tema y en el caso de sí serlo convertirnos en cómplices.

Salvo algunas excepciones, en general todos los proveedores de bienes y servicios están en la obligación de entregar a su cliente la factura. Incluso independientemente del régimen en el que se encuentran, porque si bien es cierto aquellos comercios que tributan en el régimen simplificado están exentos de entregar factura electrónica lo cierto es que siempre deben de entregar un comprobante (al que coloquialmente se le conoce como factura).

Cuestión de semántica o aplicación incorrecta de los comprobantes

En muchos casos el bien o servicio que se presta va destinado al consumidor final, esto quiere decir que quien lo está recibiendo efectúa la compra sin que esta forme parte del costo de otro bien o servicio. Por ejemplo, un contribuyente que se dedique a dar el servicio de salón de belleza de mascotas cuando lleva su mascota al veterinario es un consumidor final por el que debería de recibir un tiquete electrónico y cuando va comprar implementos de uso veterinario para el servicio que ofrece entonces deberá de recibir una factura electrónica.

Tiquete vs Factura Electrónica

Tiquete electrónico: Documento con efecto tributario, generado, expresado y transmitido en formato electrónico XML, en el mismo acto de la compraventa o prestación del servicio, autorizado únicamente para operaciones con consumidores finales, el cual no puede ser usado para justificación de gastos o créditos.

Factura electrónica: Comprobante electrónico autorizado por la Administración Tributaria que respalda la venta de bienes y la prestación de servicios, el cual debe de ser generado y transmitido en formato electrónico en el mismo acto de la compraventa o prestación del servicio.

Un breve vistazo a las definiciones nos puede dar muchísima claridad y ayudar a comprender qué aplica en cada caso, evitando una pregunta que puede dar una mala imagen o ser poco comprendida por el cliente. Más que preguntarle al cliente si requiere la factura lo recomendable es simplemente proceder con el método de facturación más común según el nicho de mercado en el que se desarrolla la actividad económica. Dejando siempre la puerta abierta para que el cliente solicite la factura electrónica en caso de que la requiera como comprobante de gasto de su propia actividad económica.

Recursos:

https://www.hacienda.go.cr/contenido/13383-requisitos-de-las-facturas-o-comprobantes-de-ingresos

https://www.hacienda.go.cr/contenido/14837-aspectos-generales-de-factura-electronica

https://www.imprentanacional.go.cr/pub/2019/06/11/ALCA129_11_06_2019.pdf

https://www.clubdeinvestigacion.com/con-factura-o-sin-factura/

Para mayor información, no dude en contactarnos.

Denise Bermúdez Jiménez
Licda. Contaduría Pública – CPI – Especialista en Impuestos y Franquicias
asesoriasdb@tigomail.cr

Share this...

2 comentarios en “¿Con factura?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba