¿Qué es Educación Financiera?:

Es el conjunto de conocimientos, actitudes y valores que preparan a una persona para la toma de decisiones financieras, incentivando con ello, el progreso personal, familiar y social.

La educación financiera pretende que, mediante información comprensible seamos capaces de:

  1. Administrar nuestro dinero.
  2. Planificar el futuro.  
  3. Tomar decisiones personales de carácter financiero en la vida diaria.
  4. Elegir y utilizar productos y servicios financieros que mejoren nuestro bienestar.

Si a cualquiera de nosotros nos preguntaran ¿cuánto gastamos en comida, transporte, ocio, vestido o calzado al mes?, posiblemente tardaríamos unos minutos en responder, o incluso contestaremos que realmente no lo sabemos; tendríamos que acudir a los extractos de las tarjetas del banco o a la cuenta de ahorro y sumar para contestar a esa pregunta.

Si no sabemos cuánto nos gastamos, por tanto, tampoco sabemos si ahorramos o no. Sólo llegado un momento determinado en el que queramos realizar una determinada inversión o gasto nos pondremos a “echar cuentas”.

Este es un error muy común en la mayoría de las personas y familias, que en más de una ocasión puede desencadenar en despistes financieros que nos cuesten mucho dinero y disgustos. El caso más extremo es la quiebra, algo que no deseamos a nadie.

Las cuatro reglas de oro para mejorar tus finanzas son las siguientes:

A- Actúa con propósito

¿Te sientes enredado en una gran cantidad de tareas innecesarias o demasiado complicadas?

Ejecutar sólo aquellas tareas que tienen un propósito claro nos permite alejarnos de las normas que ya no funcionan y de los procedimientos que nos dificultan avanzar a la velocidad que el mundo cambiante hoy por hoy nos exige. Nos permite valorar nuestro tiempo y el esfuerzo que realiza todo nuestro equipo de trabajo. 

La cuestión no son las normas, sino el vivir en automático y sin propósito.

B- Planea para lograr tus metas

La claridad, es clave, para alcanzar las metas que te traces. Todos sabemos que la ambigüedad dificulta que alcancemos resultados de forma eficiente y eficaz. En cambio, las metas claras harán posible que sepas exactamente hacia dónde vas, ¿qué hacer para lograrlo y cómo hacerlo?. Además, asigna objetivos a cada meta y define un plan de acción para lograr cada uno de ellos.

C- Se constante para seguir un plan

Pasos para dar seguimiento a un plan, haz una lista de los recursos con los que cuentas, determina objetivos medibles, divide los objetivos según la preferencia, elabora un cronograma del plan de acción, ejecuta el plan y evalúa los resultados periódicamente.

D- Apóyate en los que saben

Existen profesionales que te pueden apoyar con herramientas fáciles para el seguimiento de un plan es un proceso similar al que llevas en el gimnasio o con un médico en el tratamiento de una enfermedad.

Busca a un contador o a un asesor financiero que te ayude en el seguimiento de tu plan de educación financiera.

Lic. Enrique Escobar

Correo:escobar_enrique@hotmail.com

Cel: 506 88151675

 

Tips de Educación Financiera

Un pensamiento en “Tips de Educación Financiera

  • 26 noviembre, 2019 a las 7:10 pm
    Enlace permanente

    Que sucede en el caso de que son combinados, bienes y servicios; como en el caso de una reparación, en donde la persona que brinda el servicio es catalogado para Hacienda como un profesional, por lo tanto tiene que declarar a partir de los 50.000 colones. Si la reparación costo 150.000, (sin impuestos) de esos 100.000 son repuestos y 50.000 lo que cuesta el servicio de reparación, entonces se reporta solo los 50.000 de venta o los 150.000 completos.
    Gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.