Con el inicio de un proceso como de los comprobantes electrónicos, en principio, la aplicación de nuevas normas y sus implicaciones, puede generar dudas entre quienes deban aplicar tales normas.
Una de esas incertidumbres es la del uso de comprobantes electrónicos como respaldo exclusivo (¿realmente exclusivo?) de los costos y gastos de las personas físicas o jurídicas que así lo requieran. Esta afirmación surge del artículo # 2 y # 10 de la resolución # DGT-R-048-2016, que citan: aun

“Artículo 2º- Autorización para el uso de comprobantes electrónicos.
Se autoriza el uso de la factura electrónica, tiquete electrónico, nota de crédito electrónica y nota de débito electrónica, como comprobantes para el respaldo de ingresos, costos y gastos, siempre que cumplan con los requisitos y características que se detallan en la presente resolución.”

“Artículo 10º- Entrega y confirmación de los archivos XML al cliente.
En aquellos casos donde la transacción comercial se realice entre Emisores-receptores electrónicos” o con “Receptores electrónicos no emisores”, el comprobante electrónico debe de ser aceptado o rechazado por parte del receptor del comprobante, utilizando el formato indicado para tal efecto, la confección de este mensaje de aceptado o rechazado por parte del receptor es de carácter obligatorio para el respaldo de los gastos y debe de ser enviado para su respectiva validación a la Dirección General de Tributación, en un plazo no mayor a 8 días”

No obstante lo anterior, no solamente los respaldos de comprobantes electrónicos son válidos como respaldo de gastos y costos de las personas físicas o jurídicas que así lo requieran, sino también aquellos comprobantes no electrónicos autorizados por la Dirección General de Tributación Directa, como se menciona en la resolución # R-012-2018 Resolución, artículo # 4:

“Artículo 4º—Excepciones. Están exentos de emitir comprobantes electrónicos por sus características especiales, los contribuyentes acogidos al “Régimen de Tributación Simplificada” según lo dispuesto en la Ley del Impuesto sobre la Renta y en la Ley del Impuesto General sobre las Ventas, así como las siguientes entidades:
Caja Costarricense del Seguro Social
Universidades estatales
Consejo Nacional de Vialidad
Corte Suprema de Justicia
Banco Central de Costa Rica
Junta de Protección Social
Tribunal Supremo de Elecciones
Entidades financieras
Instituto Nacional de Aprendizaje
Asociaciones solidaristas
Consejo Nacional de Producción
Ministerios del Poder Ejecutivo de la República
Consejo Nacional de Producción
Asamblea Legislativa.”

Además de lo anterior, cabe destacar que una resolución no está por encima de la ley, por tanto, lo indicado por la resolución de comprobantes electrónicos, no puede ir en detrimento de lo indicado y permitido por la Ley del Impuesto sobre la Renta y su reglamento (Ley 7092). En dicho reglamento, artículo 11, se indica lo siguiente:

“Artículo 11- Renta Neta
Todos los comprobantes de compras de mercancías y servicios deben estar debidamente autorizados por la Administración Tributaria, salvo los extendidos en los siguientes casos y actividades por:
1. Las personas no sujetas al pago del impuesto sobre la renta, indicadas en el artículo 3° de la Ley, y las exentas por ley especial, siempre y cuando no vendan mercancías o presten servicios gravados con el impuesto general sobre las ventas, en cuyo caso estarán sujetas a las disposiciones de la ley y el reglamento de este último tributo.
2. Los contribuyentes inscritos en los Regímenes de Tributación Simplificada.
3. Las entidades reguladas por la Superintendencia General de Entidades Financieras.
4. Las personas físicas o jurídicas dedicadas al transporte remunerado de personas y productos agrícolas.
5. Las personas físicas que presten servicios personales, siempre que no se trate de las contempladas en el artículo 13, inciso a) de la Ley del Impuesto sobre la Renta.
6. Las personas físicas que intervengan en la producción de productos agrícolas.
7. No se deberá solicitar la autorización para los recibos de dinero cuando estén respaldados por facturas o comprobantes de ingresos debidamente autorizados.”

En vista de lo anterior, es menester que exista la correcta aplicación de estos principios, y que de esta manera se aclare que aun aquellos comprobantes NO ELECTRÓNICOS permitidos por ley son válidos para el respaldo de los costos y gastos, y de esta manera no se vean en obligaciones que no tienen, aquellas personas físicas o jurídicas que la ley ha facultado con el beneficio de no emisión de comprobantes autorizados (sean electrónicos o físicos).

 

Lic. Jorge Castillo Calderón
CPI

 

 

¿Solamente los comprobantes electrónicos son válidos para el respaldo de costos y gastos?

4 pensamientos en “¿Solamente los comprobantes electrónicos son válidos para el respaldo de costos y gastos?

  • 24 octubre, 2018 a las 9:38 am
    Enlace permanente

    Muy importante considerar que gastos como planillas, amortizaciones, depreciaciones, etc, continúan siendo deducibles; y que las reglas de Activos Fijos continúan vigentes, a pesar de lo que diga la Directriz,:aceptar una factura por un Activo Fijo (valor sobre el 25% del Salario Base) no lo va a convertir en un gasto deducible de inmediato.

    Otra duda, sobre la cual deberá existir mayor debate es que la Ley (7092) está sobre la Directriz, por lo que la norma superior no exige el proceso de aceptación, y la facultad de introducir este cambio es por vía de Reglamento, muy diferente a la jerarquía que ostenta una Directriz…habrá que esperar estos alegatos. «Lex superior derogat legi inferiori»

    Responder
  • 26 octubre, 2018 a las 2:46 pm
    Enlace permanente

    Exactamente don Rolando. Así mismo es.
    Pues debemos esperar que sucede con este proceso de aceptación que tiene todos los números para no ser válido.
    Gracias por su aporte y retroalimentación.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.