Para nadie es un secreto que estamos en la era de la tecnología, una era que ha entrado con mucha fuerza, revolucionando la vida en general, en la que las profesiones también se han visto afectadas, eso no deja de lado la profesión del Contador que ha tenido que adaptarse a los nuevos cambios tecnológicos del siglo XXI.


En Costa Rica desde el año 1999 se comenzó a hablar de la factura electrónica, en el año 2003 se aprueba mediante la resolución DGT 04-2003 el uso de comprobantes digitales como respaldo de ingresos y gastos, lo que marcaba el inicio de una contabilidad digital, a lo largo del tiempo se fueron emitiendo resoluciones con el fin de ir regulando el uso de esos comprobantes electrónicos, entre estas podemos mencionar la DGT 02-2019 y la DGT 48-2016, entre las más fuertes, hasta llegar a la emisión de un reglamento mediante decreto ejecutivo N° 41820-H.

 

Durante la emisión de la Ley N° 9416 “Ley de Mejoramiento de la Lucha contra el Fraude Fiscal” donde se estableció la obligación la factura electrónica inició una oferta fuerte de empresas para llegar a los obligados tributarios con paquetes de facturas electrónicas, ofreciendo además ciertas facilidades para la emisión de reportes y ayuda en la presentación de declaraciones tributarias, situación que muchos contadores vieron como una amenaza y sintieron que podían ser desplazados por estos sistemas de facturación.

 

A lo largo de estos años los contadores han visto y comprobado que los contribuyentes cada vez más buscan un contador que les ayude hasta para confeccionar facturas, situación que ha venido a dar tranquilidad al gremio.

 

¿Qué sucede ahora con la Ley 9635?

Con la entrada en vigencia de la Ley N° 9635 “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas”, se deroga el impuesto general sobre las ventas y nace el impuesto al valor agregado, impuesto que conlleva un tratamiento distinto al de ventas en cuanto a la liquidación de las obligaciones tributarias, especialmente porque se establece el uso de la proporcionalidad para poder deducir impuestos pagados.

Estas mismas empresas de factura electrónica han creado herramientas que le facilitan al contribuyente y al contador el cálculo de la famosa “prorrata” situación que ha vuelto a generar un desequilibrio emocional en los contadores, al sentirse nuevamente sustituidos por un sistema informático, con el agravante de que algunas de estas empresas han promovido la presentación de la declaración del impuesto al valor agregado sin contador.

 

¿Estos sistemas realmente se encuentran en capacidad de sustituir al contador?

Nuevamente la respuesta contundente es un rotundo NO, por el contrario han venido a ser un aliado para el contador simplificándole el trabajo de gran manera y eliminándole ciertas funciones que como la de la digitación de las facturas, situación que ha obligado a la profesión contable a evolucionar y pasar de ser un registrador de ingresos y gastos, a ser un analista financiero.

 

Para el cálculo correcto de la proporcionalidad mediante la utilización de estos sistemas es necesario el criterio profesional de un contador, por cuanto sólo este profesional es el que posee el criterio técnico para establecer cuáles operaciones me dan derecho a crédito fiscal y cuáles no, por mencionar un ejemplo.

 

¿Qué debería hacer el contador ante el cambio que está surgiendo en su profesión?

Lo que DEBE hacer el contador si no se quiere quedar fuera del mercado, es actualizarse y estar preparado para asesorar en diferentes ramas de la contabilidad, como mencionamos antes el contador hace mucho tiempo dejó de ser un registrador y tenedor de libros, para convertirse en un asesor financiero y tributario, es ahí donde está la clave del éxito para el contador del siglo XX

 

Lic. Sergio Alfaro Badilla
Contador Privado
Asesor Financiero y Tributario

Sistemas Informáticos ¿Una amenaza para el Contador?

Un pensamiento en “Sistemas Informáticos ¿Una amenaza para el Contador?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.