El Régimen de Tributación Simplificada (RTS) se ha constituido en un intento para gran cantidad de contribuyentes para minimizar dos situaciones: en primer lugar, los temas formales y materiales de Impuesto General sobre las Ventas e Impuesto sobre la Renta; en segundo, el servicio del contador.

A pesar de ser promovido por la propia Administración Tributaria como una opción de acceso voluntario y sencillo para el cumplimiento de deberes fiscales y la simplificación en la llevanza de la contabilidad, la misma debe ser objeto de cuidado por parte de asesores, contadores y por supuesto los propios obligados.

Al amparo del Decreto  25514-H y sus reformas, encontramos que se deben cumplir los siguientes requisitos para ingresar y mantenerse dentro del RTS:

  • El monto de compras anuales, que comprende tanto las adquisiciones de mercancías destinadas para la venta, como los materiales y suministros destinados a la elaboración de productos terminados y a la prestación de los servicios incluidos en el Régimen, no debe ser superior a ciento cincuenta salarios base incluyendo el impuesto sobre las ventas (cuando se trate de mercancías cuya base imponible se haya determinado a nivel de fábrica o aduana, se tomará en cuenta la facturación total).
  • En el caso de los “Pescadores artesanales en pequeña escala” y los “Pescadores artesanales medios”, el monto de las compras por concepto de gasolina y diésel respectivamente, no puede exceder de tres millones y medio de colones.
  • Cuando se trate de transporte terrestre remunerado de personas mediante la modalidad de taxi, es únicamente para un solo vehículo dedicado a la actividad. 
  • Aparte del contribuyente, el negocio debe contar con un máximo de cinco empleados, independientemente del tipo de relación contractual o de parentesco que exista entre estos y el contribuyente.
  • La actividad no debe tener su origen en la explotación de una franquicia, marca, nombre comercial, o ser negociante exclusivo de otro ente económico, o que la misma persona mantenga más de un establecimiento abierto al público, dedicados a cualquiera de las actividades cubiertas por este régimen.
  • El valor de los activos fijos utilizados en la explotación de la actividad, no puede superar los 350 salarios base.
  • Desarrollen las actividades económicas que se detallan seguidamente, en forma independiente o combinada entre sí, pero no con otras no contempladas en el Régimen de Tributación Simplificada.

 

Además se mantienen las siguientes obligaciones:

  • Tener datos actualizados en el Registro Único Tributario mediante el formulario D-140 denominado “Declaración de Modificación de datos en el registro de contribuyentes”, como; correo electrónico, teléfonos de contacto,  domicilio fiscal, entre otros. Proceso que se realiza en el portal Administración Tributaria Virtual – ATV.
  • Mantener la constancia de inscripción que le emite la Administración Tributaria con sus datos identificativos, en un lugar visible del establecimiento.
  • Conservar comprobantes electrónicos autorizados y su representación gráfica (PDF) de las compras que realice a sus proveedores y realizar el respaldo y conservación por cinco años.
  • Llevar un registro contable denominado “Registro de compras”. Dé clic aquí y visualice el folleto donde explica cómo llevar este registro correctamente.https://www.hacienda.go.cr/docs/5acd2c4250172_Folleto%20-%20Registro%20de%20compras%20RTS.pdf
  • Entregar factura, cuando el valor de venta individual de cada mercancía supere el 5% de un salario base*/1, y cuando el cliente lo solicite.
  • Confeccionar y presentar los formularios D-105: “Declaración Jurada del Régimen de Tributación Simplificada Impuesto sobre la Renta, y/o Declaración Jurada del Régimen de Tributación Simplificada Impuesto General sobre las Ventas, dispuestos en la Administración Tributaria Virtual”, de manera puntual todos los trimestres.
  • Recuerde que aunque no haya realizado alguna compra durante el trimestre, debe cumplir con la presentación de dichas declaraciones en cero, para evitarse sanciones.
  • El impuesto por pagar se realiza a través de conectividad bancaria.
  • Pagar el Impuesto a las Personas Jurídicas (IPJ) y el Timbre de Educación y Cultura, aquellos obligados tributarios que sean personas jurídicas. Estos tributos los calcula la Administración Tributaria y los pone a disposición en conectividad bancaria.
  • Completar y presentar la declaración informativa: “Declaración anual resumen de clientes, proveedores y gastos específicos” (modelo D-151), cuando las operaciones comerciales cumplan con las condiciones establecidas.

 

Como vemos, tampoco es un régimen donde se escapa de múltiples formalidades, aunque se haya tomado como una libre vía para el desorden y los incumplimientos. Es muy normal en el gremio que se espere su pronta erradicación o depuración.

En un artículo posterior, se dará tratamiento a los pormenores de registros y cálculo de impuestos de este RTS.

CPI Rolando Durán

 

Régimen de Tributación Simplificada: No es tan fácil

5 pensamientos en “Régimen de Tributación Simplificada: No es tan fácil

  • 9 abril, 2019 a las 4:34 pm
    Enlace permanente

    Aclaración pertinente: las cifras mencionadas en los primeros dos requisitos son topes anuales.

    Responder
  • 9 abril, 2019 a las 5:22 pm
    Enlace permanente

    Muy buen resumen, como estudiante y futura profesional me resultó muy útil….lo único malo es que donde dice: «Dé clic aquí y visualice el folleto donde explica cómo llevar este registro correctamente.», nunca abrió nada…..

    Responder
    • 10 abril, 2019 a las 9:09 am
      Enlace permanente

      Hola muy buena observación se estará incorporando la corrección

      Responder
  • 15 abril, 2019 a las 7:13 am
    Enlace permanente

    Excelentes notas, muy útiles para su verificación y aplicación.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − dieciocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.