Estamos iniciando los últimos meses del año, y es cuando más trabajo tenemos los contadores; época no de carreras, sino de maratones; que nos dejan agotados: comprobantes electrónicos, cálculos de aguinaldos, declaraciones informativas D151, declaraciones impuesto sobre la renta D101, etc., etc.

Por una razón u otra, estos meses del año suelen ser los más confusos y siempre hay a quienes termina pasándoseles el plazo para entregar alguna declaración anual.
Recuerde, amigo contador, que todos los obligados a presentar la declaración del impuesto sobre la renta D101 en la plataforma ATV, deberá hacerlo en el plazo estipulado, que este año va desde el próximo 01 de octubre hasta el 17 de diciembre (ya que el 15 es sábado). Si no se hace cuando corresponda se enfrentará a alguna onerosa sanción.

Lo que no debemos perder de vista como profesionales de las ciencias contables es que la suma a pagar por hacer la declaración tarde cambia con respecto del tiempo que haya pasado desde la fecha límite que había que presentarla, del resultado de la misma y de quien identifique y notifique el error. Por lo tanto, habrá que pagar algo menos si se trata del propio contribuyente quien, de forma espontánea y voluntaria, presenta y cancela la infracción en el formulario D116 para regularizar la situación o algo más si es Hacienda quien tiene que notificarle su olvido y obligarle a declarar. Como es lógico, las consecuencias serán mucho más graves si el recordatorio viene de una fiscalización.

Según el Código de Normas y Procedimientos tributarios (CNPT), son tres los escenarios en las que la Administración Tributaria ‘castigará’ al pecador: si se demora y la presenta después del plazo estipulado, si lastimosamente del todo no la presenta; o si comete algunos errores en el momento de llevar a cabo los cálculos. Veámoslos:
a) En los dos primeros escenarios, nos dice el artículo 79 del CNPT si no se presenta en la fecha máxima del calendario tributario, expone a su cliente a una sanción que corresponde a 50% del salario base, es decir, ¢215,500. Además, se sumarán los intereses moratorios correspondientes, según el artículo 80 y 80 bis, que son de 1% por cada mes o fracción, hasta un máximo de 20%.

b) El artículo 81 del citado código tributario describe los casos en que la Administración Tributaria determine que se le ha inducido a error, mediante la simulación de datos, deformación u ocultación de información verdadera o cualquier forma de engaño, la sanción será cancelar una multa que va del 10% al 150% de la base de la sanción dependiendo de la gravedad.

Edgar Araya
Contador privado

earaya@contadores.cr

¿Qué sucede si usted amigo contador no presenta la declaración del impuesto sobre la renta de sus clientes, lo hace tarde o con algunos errores?
Etiquetado en:

Un pensamiento en “¿Qué sucede si usted amigo contador no presenta la declaración del impuesto sobre la renta de sus clientes, lo hace tarde o con algunos errores?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.