1. Los saloneros y meseros que dan “servicio en mesa” en lugares como restaurantes, bares, sodas y otros establecimientos, además de su salario pagado por el patrono, tienen derecho a ser retribuidos por el consumidor de la siguiente forma:

2. Para todos los casos siempre aplica la tarifa de diez por ciento (10%) calculado sobre la cuenta de cada mesa. Este monto es obligatorio.

3. Este 10% es calculado sobre el monto consumido sin incluir el impuesto de ventas. Es un error garrafal calcular este 10% sobre el monto de la cuenta que incluye el impuesto de ventas, por eso lo hago patente repitiéndolo.

4. Este monto se debe indicar por separado en la facturación de cada cuenta como «Servicio 10%», por concepto de servicio de mesa.

5. Existe también la propina voluntaria, que es un monto adicional discrecionalmente calculado por el consumidor y entregado directamente al salonero o mesero, como muestra de satisfacción por el servicio recibido, este monto no es obligatorio ni estará contemplado en la facturación del establecimiento.

6. El 10% y la propina voluntaria si existiese son retribuciones económicas pagadas por un tercero ajeno a la relación laboral entre el salonero o mesero y su patrono, dichas sumas no son parte del salario ni se considerarán para el cálculo y pago de cargas sociales y prestaciones laborales que deba cubrir el patrono.

7. Los patronos no deben participar del diez por ciento (10%), pero tampoco deben impedir o interferir el cobro legal de este, por parte de sus trabajadores asimismo no serán responsables los patronos de las obligaciones relativas a ese diez por ciento (10%).

8. Cualquier suma que por ese concepto deje de percibir el trabajador, por culpa o causa del patrono, se considerará como una deuda del patrono hacia el salonero.

9. El patrono debe entregar al trabajador el monto de lo recaudado por concepto del diez por ciento (10%) de servicio de la siguiente manera: en el plazo de un mes, cuando el pago se haya realizado mediante tarjeta de débito o crédito y, en el plazo de una semana, cuando el pago se haya realizado en dinero efectivo.

10. Es absolutamente prohibido al patrono deducir del 10% de servicio cualquier tipo de gastos del restaurante como reparación del establecimiento, o reposición o mejoramiento de cualquier otro insumo del restaurante como por ejemplo el mejoramiento de la vajilla o por cualquier otro concepto análogo. La violación a esta prohibición estará sancionada según lo dispuesto en el artículo 614 del Código de Trabajo.

11. Importante para la contabilidad: tanto el 10% (como la propina si es que existe) de ninguna forma es parte de las ventas, por lo tanto el contador deberá registrarlo por separado de las ventas como un pasivo en la cuenta “Impuesto al servicio 10% por pagar” ó propina por pagar y liquidarlo de acuerdo a lo mencionado arriba. Es un error registrarlo como parte de las ventas, por lo tanto se debe llevar la cuenta de ventas por separado, el impuesto de ventas por separado y el 10% por separado y la propina por separado.

12. Hay una sanción para el empleador que retenga el 10% de servicio a su trabajador según el artículo 223 del Código Penal.

Fuente: Ley 9116

Lic. Kevin Chavarría Obando
CPA, CPI, Consultor Estructura Contable, Asesoría Fiscal, Planilla, Finanzas personales

Los 12 Puntos Que Toda Contadora Y Todo Contador Debe Saber Sobre El 10% Impuesto Al Servicio
Etiquetado en:

6 pensamientos en “Los 12 Puntos Que Toda Contadora Y Todo Contador Debe Saber Sobre El 10% Impuesto Al Servicio

    • 28 febrero, 2019 a las 7:45 am
      Enlace permanente

      Como consulta que posiblemente tengamos algunos. Ese 10% se ve afectado por Pensión Alimenticia y en qué porcentaje?

      Responder
      • 28 febrero, 2019 a las 7:49 am
        Enlace permanente

        También evacuar si lo afecta los embargos y en qué porcentaje.
        Gracias.

        Responder
        • 1 marzo, 2019 a las 3:54 pm
          Enlace permanente

          Buenas tardes don Juan Carlos, dichos montos como bien se menciona en el artículo, no forman parte del salario, más si son ingresos para el beneficiario de los mismos, por tanto, para el caso de embargos salariales, si se pueden ver afectados, SI y SOLO SI, en el Oficio para trámite de embargo o cáptura, el juez ordena expresamente que se considere todos los ingresos devengados, es decir, tanto lo fijo como lo variable y que incluya las propinas y regalías.

          Responder
      • 1 marzo, 2019 a las 3:49 pm
        Enlace permanente

        Don Juan Carlos, para los casos de pensión alimentaria, al juez de la causa, ya le han hecho saber (pruebas) cuales son todos los ingresos del demandado, por tanto, dicho juez es quien decide la cuota a rebajar fija mensual, por tanto, cuando al patrono le llega la Órden de Retención, sólo debe retener el monto indicado, sin necesidad de hacer ningún cálculo.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.