Tal vez no es el título más adecuado pero el uso de esta red de contactos debería ser resorte de todas las personas dedicadas al ejercicio de sus respectivas profesiones, sea en el ámbito laboral o liberal.

A diferencia de las Redes Sociales, el afán de los usuarios es extender sus redes de contactos para intercambio de información y expandir sus conocimientos dentro de su propio ámbito de desarrollo.En los últimos meses, he aprendido que el uso correcto de LinkedIn proporciona puntos de vista que permiten aclarar dudas sobre temas actuales (leyes fiscales, como ha sido mi caso), compartir proyectos (la inteligencia artificial que desarrollaba GMB en nuestro país liderada por un gran amigo mío; el blog que en este momento querido lector nos hace el honor de leer y compartir, etc.), buscar y encontrar empleo. Incluso la oferta noticiosa se vuelve más placentera, al evitar el exceso de anuncios o generar la posibilidad de recibir información de fuentes no seguidas mediante la selección de etiquetas (hashtags) específicos.

Información sobre el manejo particular de esta Red Profesional encontrará mucha en internet y no pretendo hacer gala de un gran conocimiento en la misma. Pero sí quiero recomendar una herramienta para encausar su posible incursión o cambio de paradigma en la misma: El índice de ventas con redes sociales (https://business.linkedin.com/sales-solutions/social-selling/the-social-selling-index-ssi), que le permitirá conocer su desempeño en puntos clave como la construcción de una mejor y más profunda red de contactos, así como en el establecimiento de su marca personal

Invitado queda colega, al uso de esta red donde no se compite por “likes” sino que amplía la posibilidad de colaboración entre profesionales de distintos campos.

 

LinkedIn para los Contadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.