En días pasados leí con interés el artículo de El Financiero llamado “La peligrosa cláusula antielusiva general” de don Randall Madriz, cláusula que encontramos en la Ley 9635 como adición al CNPT del artículo 12 bis y que reza textualmente:

 “Artículo 12 bis- Cláusula antielusiva general.

Cuando se realicen actos que, en lo individual o en su conjunto, sean artificiosos o impropios para la obtención del resultado conseguido, las consecuencias tributarias aplicables a las partes que en dichos actos hayan intervenido serán las que correspondan a los actos usuales o propios para la obtención del resultado que se haya alcanzado.

Lo dispuesto en el párrafo anterior únicamente se aplicará cuando los actos artificiosos o impropios no produzcan efectos económicos o jurídicos relevantes, a excepción del ahorro tributario

Aunque bien señala el autor que las interpretaciones y la jurisprudencia tienden a resolver indicando una correcta aplicación del derecho contenido en las leyes, me parece que para el caso particular de la deducción única del 25% (inciso s del artículo 8 en la Ley 7092) y la intención de aplicar mes a mes créditos del IVA acarrea consideración especial.

Si bien dicha deducción única es un derecho claramente establecido y las condiciones para acreditar el IVA soportado mensualmente, no hay un efecto económico o jurídico relevante más allá de la reducción de ambos impuestos. Es decir, el OT no está obteniendo un ahorro procesal (ahora controla todos sus gastos, mediante la debida aceptación del CE y la liquidación mensual en la D104-2), ni utiliza “economía de opción”, y no se observa una planificación tributaria, siendo más bien una reacción final ante la comparación de los cálculos de Impuesto Sobre la Renta (documental versus deducción única) que nuevamente tiene como única justificación la reducción del impuesto a liquidar.

El criterio expuesto de mi parte ya es bastante impopular en redes sociales, pero lo he compartido con otros colegas y recaemos en que, a pesar que no se está infringiendo ningún artículo de las Leyes de IVA o ISR, no hay otro beneficio apreciable en la “estrategia”.

En mi práctica profesional, tanto en el papel de OT como de contador o asesor tributario, en caso de tener menos gastos deducibles que el 25% de los ingresos recomendaré acogerse a la deducción única y no aplicar créditos al IVA, toda vez que además ya están cobrados al cliente y no supone un perjuicio patrimonial al OT.

CPI Rolando Durán

La cláusula antielusiva general, los créditos fiscales del IVA y la deducción única del 25% en ISR

5 pensamientos en “La cláusula antielusiva general, los créditos fiscales del IVA y la deducción única del 25% en ISR

  • 16 julio, 2019 a las 7:48 am
    Enlace permanente

    Buenos días, a qué se refiere cuando indica no aplicar créditos al IVA

    Gracias

    Responder
  • 16 julio, 2019 a las 8:12 am
    Enlace permanente

    El criterio de Rolando, es tan válido como el de Randall, el mío y el suyo en el tanto la justificación tenga sustento como se ha expuesto en el artículo.
    Una forma muy elocuente de exponer cómo son tantos los temas sujetos a interpretación, quedando el OT expuesto a interpretaciones distintas. El profesional incluso a penalidades (¿por pensar?).
    Así por ejemplo mi criterio es que independientemente de que en renta una persona física con actividad lucrativa pueda aplicar el 25% de su ingreso como gasto sin mayor justificación, si en la declaración del IVA tiene créditos -por gastos menores a dicho porcentaje- estos aplican por ser parte de otro tributo. Sin mezlar fresas con bananos, aunque ambas sean frutas.

    Responder
    • 16 julio, 2019 a las 8:33 am
      Enlace permanente

      El asunto es el tiempo para tener el criterio final de las autoridades, porque en Ley y Reglamentos se carece de la definición «beneficio tributario», que es fácilmente interpretable como «reducción de impuestos». En el artículo de Randall se expone que no hay pecado en buscar los tratamientos que menos perjuicio causen al patrimonio y en eso no puedo estar más de acuerdo, mientras se mantenga dentro de la Ley;, pero el IVA no toca el patrimonio, haciendo de mucho de cuidado la «estrategia» de aplicar créditos de este impuesto y acogerse posteriormente a la deducción única para efectos de la Renta.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.