La política fiscal es uno de los factores que impacta significativamente las tasas de crecimiento del PIB.  Más allá de ampliar la base impositiva, la rendición de cuentas sobre el uso de los fondos es primordial para que los obligados tributarios realicen sus aportes.  Establecer un sistema tributario que tenga como objetivo el crecimiento económico es posible con estrategia enfocada en asegurar el desarrollo del país.

 Impacto de los tributos en la economía.

Aunque cada país tiene políticas de ingreso y gasto distintas, en general el objetivo primordial de los tributos es el mismo en todos: Obtener recursos para financiar al Estado en su función, promover el crecimiento y desarrollo económico. Se dice que en los países en desarrollo el 75% de los ingresos proviene de impuestos indirectos (tipo el IVA), mientras que en los países desarrollados con impuestos directos (como el de renta).

 El destino de los impuestos

Los ingresos obtenidos a través de los impuestos son utilizados por los gobiernos típicamente para hacer frente a sus funciones básicas como por ejemplo asegurar la seguridad del país. 

Ahora bien, cuando un gobierno logra un punto de eficiencia máxima de su ingreso tributario, puede incluso llegar a reducir significativamente la dependencia de ingresos externos provenientes de préstamos (como los Eurobonos o cualquier otro tipo de endeudamiento).

La eficiencia en el uso de los fondos públicos fortalece la relación de colaboración entre la ciudadanía y los gobernantes, con un impacto tan positivo en la política nacional que el entorno se vuelve ideal para atraer la tan necesaria inversión extranjera directa.

CPI. Denise Bermúdez

Impuestos y Crecimiento Económico

Un pensamiento en “Impuestos y Crecimiento Económico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 7 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.