Hace poco estuve reunido con un grupo que pertenece a las Agencias Aduanales para discutir dos resoluciones (consultas no vinculantes) que nos cayeron como un balde de agua fría y que tal vez a usted CONTADORA ó CONTADOR le cae como anillo al dedo.

1. Las DGT 260-2018 y DGT 734 indican que los pagos a terceros son ingresos de la aduana, estos ingresos son gravables y puede aplicar los gastos en que se haya incurrido para generarlos. Muchas aduanas así lo han manejado, pero no la mayoría.

2. La mayoría de aduanas de forma muy bien estructurada contablemente solo registran como ingreso la comisión que reciben producto del servicio de desalmacenaje, porque tienen muy bien respaldado que los pagos a terceros no les ganan ni un colón de margen de utilidad, es decir el servicio por ejemplo de desalmacenaje, impuestos, traslados, fletes y bodegaje entre otros están a nombre del cliente y esos servicios no fueron dados por la agencia aduanal, estas agencias lo que hacen es dar el servicio de recolectar el dinero y pagar esos servicios a nombre del cliente y por esta justa razón es que cobran su servicio además de elaborar el DUA y otros servicios pertinentes de la agencia aduanal. Para esta contabilidad tienen muy bien respaldado los pagos a terceros con facturas a nombre del cliente y además por medio de liquidaciones y reintegros de dinero al cliente.
Hay agencias que ya tienen un modelo de negocio respaldado contablemente y debe quedarse en este periodo con ese modelo “si y solo si” puede mostrar y justificar que esos servicios brindados por terceros no son dados por la agencia y que esta agencia lo que hace es simplemente fungir como intermediario de pago a terceros para facilitar el trabajo de la agencia y del cliente.

Por lo tanto la pregunta concreta de si registro todo como ingresos o lo dejo así para este periodo mi respuesta es que lo deje así para este periodo porque con este modelo de negocios todas las facturas de gastos e ingresos ya no se pueden cambiar por asuntos de D151 y el daño sería cuantioso además de que todo lo tiene bien respaldado con facturas por comisiones y recibos por dinero por los pagos a terceros y no se cambia de modelo de la noche a la mañana por una simple resolución (resolución: consultas por un obligado tributario no vinculantes). (Ver como evoluciona esto y cambiar a otro modelo de acuerdo al análisis lo cual es muy particular en cada caso).

Finalmente todos hemos llegado a la conclusión de que es imposible registrar como ingreso aquel servicio que yo NO he dado a menos que de que le esté sumando un margen de ganancia a ese servicio, y hasta llega a ser ilógico que yo tome como ingreso y mi responsabilidad un servicio que yo como agencia aduanal no he dado de acuerdo a la esencia del negocio y la realidad del mismo.

Aun así matemáticamente al final podría ser la misma utilidad con los dos modelos con la diferencia de que se aplicaría otra tasa de impuestos de un 10% a un 20% o un 30% y de que las Municipalidades recibirían más dinero por concepto de patentes al incrementar estos ingresos ficticios.

Con la factura electrónica este problema se llegará a aclarar. Ya se está dando el caso en que las facturas se están haciendo a nombre de la agencia o del cliente según corresponda y según se solicite. El bodegaje y cualquier otro costo que las aduanas paguen son de los clientes si así se solicita, el documento electrónico le va a llegar al cliente, la factura de la bodega sale a nombre del cliente y el XML le será enviado al cliente y este tendrá que proceder a aceptarlo. Nunca le llegará a la agencia aduanal. Tal es el caso de los impuestos, toda la documentación es del cliente la agencia solo sale como el tramitador, pero nunca será un gasto de la agencia aduanal en este caso. La resolución se caerá sola con la Factura Electrónica, pues ningún documento saldrá a nombre de la agencia aduanal si así lo solicita el cliente, y recuerde que muchas veces el cliente llega a solicitar los servicios de la aduana cuando ya hizo todo este proceso, y si no entonces tendrá que negociarlo de previo con la aduana. Es buena hora para que las agencias aduanales seleccionen un modelo de negocios y la contadora o el contador haga el diseño contable y este sea la guía para dirigir todas las transacciones y la administración a una buena “rendición de cuentas”, para los socios, para el gobierno, usuarios internos y externos.

Lic. Kevin Chavarría Obando
CPA, CPI, Consultor Estructura Contable, Asesoría Fiscal, Planilla, Finanzas personales

Es Hora De Escoger El Diseño Contable De Una “AGENCIA ADUANAL”
Etiquetado en:

2 pensamientos en “Es Hora De Escoger El Diseño Contable De Una “AGENCIA ADUANAL”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.