Los pagos por publicidad que se hacen a Facebook y otras redes sociales han incrementado en la mayoría de obligados tributarios, este gasto mensual digamos que relativamente nuevo lo metemos como “gasto deducible” y en ocasiones es de montos millonarios.

Sin embargo hay un impuesto relativamente viejo que nos obliga a retener un porcentaje del pago que se le efectúa a estas empresas “on line”.

Esta retención es el famoso impuesto de remesas al exterior que grava con carácter de Impuesto único y definitivo, toda renta o beneficio de fuente costarricense destinada al exterior “artículo 52”. El impuesto se genera cuando una renta o beneficio de fuente costarricense se pague, acredite o de cualquier forma se ponga a disposición de personas domiciliadas en el exterior.

¿Cuál sería el porcentaje de la retención? “Retención en la Fuente” artículo 59, ley 7092 inciso k) dice:

“Por cualquier otra remesa de las rentas de fuente costarricense referidas en los Artículos 54 y 55 de esta ley, no contempladas anteriormente, se pagará una tarifa del treinta por ciento (30%)”.

Ahora bien, en cuanto a la tarifa -a efectos de no castigarlos con la tarifa residual del 30%-, es mi consideración “personal” que hay suficiente base para aplicarles el porcentaje del 20% que dispone la Ley del Impuesto sobre la Renta en su artículo 59 inciso e), que al respeto establece:

“e) Por la utilización de películas cinematográficas, películas para televisión, grabaciones,
discos fonográficos, historietas y, EN GENERAL, CUALQUIER MEDIO DE DIFUSION SIMILAR DE IMÁGENES O SONIDOS, así como por la utilización de noticias internacionales, se pagará una tarifa del veinte por ciento (20%).”

¿Qué pasa si no se hace la retención?

Son solidariamente responsables, inclusive del pago del impuesto, las personas domiciliadas en Costa Rica que efectúen la remesa o acrediten las rentas o beneficios gravados, siendo los obligados por ley a efectuar la retención del impuesto respectivo.

Este fue simplemente un análisis teórico, ahora bien en la práctica ¿cómo hacemos para hacerle una retención a una de estas empresas “on line” si de una vez ellos descargan el pago de la tarjeta? ¿Cree usted que Facebook acepte un rebajo de esta magnitud? ¿Sabía usted que Airbnb se acercó al Ministerio de Hacienda para ofrecer ayuda para recaudar un impuesto en sus transacciones en setiembre 2017 y la DGT no ha emitido respuesta?

Que sucede si además del área de publicidad pensamos en otros servicios de remesas al extranjero mensuales como Quickbooks online, Odoo, compra de dominios GoDaddy, GSuite de Gooogle, YouTube, Instagram, DropBox y muchos otros más…

Agradezco sus comentarios

Lic.Kevin Chavarría Obando
CPA, CPI, Consultor Estructura Contable, Asesoría Fiscal, Planilla, Finanzas personales

 

“El gasto NUEVO que todos tienen y el impuesto VIEJO que nadie retiene”

2 pensamientos en ““El gasto NUEVO que todos tienen y el impuesto VIEJO que nadie retiene”

  • 3 febrero, 2019 a las 7:39 pm
    Enlace permanente

    Ok Kevin,si el pago de este gasto es exactamente como ud lo expone con tarjeta de crédito, como se retiene ese porcentaje, por eje.a publicidad en facebook.?

    Responder
    • 4 febrero, 2019 a las 3:29 pm
      Enlace permanente

      Katya: de momento, el OT sería el pagador del servicio y debe reportarlo en D103, como un recargo del porcentaje correspondiente a cada servicio. Con la entrada en vigencia del Reglamento del IVA, esta retención estará a cargo del EMISOR LOCAL DE LA TARJETA.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.