Fue duda reiterada durante la etapa de “borradores o propuestas” y se mantiene hoy con Reglamentos publicados y oficiales. Tanto para OTs y contadores el tratamiento en materia del IVA para las prótesis, particularmente las dentales, sigue siendo tema de discusión.

Para emitir mi criterio, debo recurrir indefectiblemente al Decreto H-41779 del Reglamento a la Ley del Impuesto al Valor Agregado (RIVA), el cual en su artículo 1, numeral 40 define las Prótesis como “Bienes destinados a mejorar la funcionalidad y garantizar la autonomía de las personas con discapacidad” (subrayado no es del original); posteriormente en el Artículo 11, numeral 4, inciso a, indica que exención para bienes y servicios “destinados a mejorar la funcionalidad y garantizar la autonomía de las personas con discapacidad, conforme lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley No.7600” (destacado no es el original), posteriormente detalla las exenciones entre las que encontramos “Las prótesis en general”.

Tomando como punto de partida estos textos, ahora debemos verificar lo que dispone la Ley 7600 en su artículo segundo, para catalogar la prótesis como un bien destinado a mejorar la funcionalidad  y garantizar la autonomía de dichas personas. En este se define discapacidad como “condición que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo y las barreras debidas a la actitud y el entorno, que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”; así mismo, indica que ayuda técnica es aquel “Elemento requerido por una persona con discapacidad para mejorar su funcionalidad y garantizar su autonomía.”

Entendiendo estas definiciones, encuentro dificultad para catalogar una prótesis dental como una prótesis beneficiada por la exención. Esto, por cuanto no percibo que las condiciones propias de la falta de piezas dentales conlleve una discapacidad y que las prótesis como ayuda técnica permitan garantizar la autonomía de la persona, aunque sí mejoren su funcionalidad.

Concluyo así que, las prótesis que reemplazan partes del cuerpo para funciones motoras se encontrarían exentas, mientras que las prótesis dentales estarían gravadas con la Tarifa General del IVA.

CPI Rolando Durán

De las prótesis exentas del IVA

Un pensamiento en “De las prótesis exentas del IVA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.