1.    Es bueno que pagues más impuestos: significa que tu negocio está prosperando y ambos podemos beneficiarnos de ese crecimiento en aspectos más allá del económico.

2.    Los impuestos son dolorosos, hay que pagarlos por contribución en el mantenimiento del Estado y conciencia. Deja de argumentar que «el Gobierno se los roba» o «hay evasores más grandes y no les pasa nada».

3.    La bolsita con papeles arrugados y sin orden en particular, no es la forma en que me gustaba recibir tu información fiscal de todo el año.

4.    Los bocadillos y bebidas que compraste en el supermercado para ver los partidos del fin de semana no pueden ser deducibles. Tampoco las medicinas para el resfrío o la colegiatura de tus hijos.

5.    Si un conocido tuyo te dijo que “nunca ha pagado tantos impuestos» o «incluye hasta las compras del supermercado» no significa que te voy a recomendar hacer lo mismo. El riesgo que tu conocido asumió no es el que te recomiendo y mucho menos el que yo estoy dispuesto a asumir.

6.    Mis honorarios como contador son por un servicio ya brindado. El crédito es cortesía, pues deberías cancelarlo como cualquier otro servicio: al instante de recibirlo.

7.    Te agradezco todos los contactos para nuevos clientes que tratas de conseguirme. Pero si todos quieren precios cómodos (lo menos posible) o pretenden simplemente pagar menos impuestos es mejor que declines en tu labor.

8.    Probablemente en la calle encuentras muchas personas que ofrecen cobrar menos por presentar una Declaración. El respaldo de un Contador Incorporado vale mucho más que eso y si la Autoridad te revisa saldrá más caro en impuestos, sanciones e intereses que lo ahorrado por escatimar en el profesional adecuado.

9.    La Contabilidad es más que sumar o restar y luego sacar un porcentaje. Debo mantenerme actualizado en leyes tributarias, laborales, comerciales, normativa profesional y programas de cómputo, entre otros temas.

Cosas que callamos los contadores…y no deberíamos

9 pensamientos en “Cosas que callamos los contadores…y no deberíamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.